Mesa plegable pared

La mesa plegable pared es algo que no puede faltar en tu cocina, sobre todo si es un espacio chico como una cocina, aunque, puedes colocarla donde más te guste o necesites.
¿Por qué es esencial tener una mesa plegable pared en lugares chicos? Primero porque hará que el espacio se vea más grande y efectivamente lo será, ya que al ser plegable, el lugar que ocuparía la mesa estaría libre. Y además al ser una mesa plegable, tiene esa practicidad de usarla cuando vos quieras, si quieres comer y dejarla armada puedes, pero si un día necesitas ese espacio por algún motivo, la pliegas y listo.

¿Cómo elegir tu mesa plegable pared?

– Antes de elegir qué color quieres la mesa, debes elegir algo más importante: el tamaño y forma, ya que no va a ser por ejemplo una mesa plegable de camping. Esto es así porque a veces nos gusta un determinado modelo que pensamos que va a entrar en el lugar que la queremos poner (espacio chico) y luego no cabe o no queda como nos habíamos imaginado. Es por ello que lo mejor es que midas el espacio disponible, y de ahí el tamaño y la forma (redonda, rectangular, cuadrada).

– Ten en cuenta algo que a muchos les pasa desapercibido y luego viene el inconveniente es que, al ser una mesa plegable pared, uno de los lados, al estar encastrado a la pared (con tornillos) no se va a poder usar, por lo que solamente tres lados estarán disponibles para su uso. Esto es importante tenerlo en cuenta dado que si quieres una mesa para cuatro o cinco personas, tienes que acordarte que solo tendrás tres lados. Por lo que, puedes elegir una mesa más grande donde entren por ejemplo dos personas en cada lado.

– ¿Qué color debería elegir para mi mesa plegable de pared? En principio el color que debes elegir es el que mas te guste, pero, si quieres algún consejo, aquí van: en cuanto a el color en sí, trata de que sea un color que combine con el espacio donde va a estar colocada la mesa, que por lo general es la cocina en este tipo de mesa plegable pared, por lo que ve que color combina con los muebles, las cortinas y la mesada. Así todo te combinará y será un ambiente armonioso. Ahora bien, en cuanto a la gama del color elegido, debes tener en cuenta que más bajo sea el tono del color, más rápido se ve la suciedad y, con el paso del tiempo y el uso muchas veces ese mismo color se va oscureciendo.

– Una vez elegido el tamaño, forma y color debes elegir si vas a querer una mesa plegable pared lisa o con algún diseño. Acá si realmente ya depende de tu gusto, puedes elegir una mesa plegable de un solo color lisa y comprar aparte algunos manteles de colores o con diseños para colocarle por encima cuando gustes. Pero, si quieres tener la mesa con algún diseño o detalle pero no te gustan los manteles o no quieres o no tienes ganas de lavarlos, puedes elegir una mesa que ya traiga algún diseño, como pueden ser algunas flores, o distintas tonalidades del mismo color elegido en forma de pinceladas, ya verás que hay muchos diseños que puedes elegir y combinar con la zona donde irá la mesa plegable pared!

Combina tu mesa con sillas plegables

Además de mesas plegables, existen sillas plegables. Esto es ideal para seguir ahorrando aun mas espacio, ya que al ser plegables, puedes guardarlas en espacios pequeños o apilarlas y luego cuando las necesitas, las usas. Además que puedes combinar los colores, diseños y formas tanto de la mesa plegable como de la silla plegable, y si no, puedes armar estilos diferentes para no aburrirte. Son realmente cómodas y además una gran alternativa para el ahorro de espacio y practicidad.

Consejos para conservar tu mesa plegable pared

-En cuanto al lavado de tu mesa plegable de pared, es más que sencillo, con un trapo húmedo con un poco de detergente o desinfectante, ya está limpia! Esta facilidad y practicidad se debe a que muchas mesas plegables son hechas de plástico y, las que están hechas de madera, tienen una capa protectora de barniz o algún material anti absorbente de líquidos, por lo que no solo cubre la madera para que no se estropee y se llene de hongos y de moho, sino también facilita la limpieza.

Es muy importante que lo productos que uses para limpiar la mesa plegable sean aptos, como algún jabón, detergente o desinfectante, no debes usar lejía, ya que una de las características más allá de desinfectar es que mancha y destiñe, por lo que tienes que tener cuidado porque tu mesa puede decolorarse.

Solo recomendamos lejía cuando la mesa es de plástico y es color blanco, dado que con el paso del tiempo y el uso este tipo de mesa se suelen poner mas amarillentas o de un tono más oscuro y la lejía ayuda a que vuelva a su tono original o al menos que se aclare, pero ten en cuenta que cuando lo hagas, la lejía la debes diluir, la proporción ideal es una taza de lejía por dos o tres tazas de agua. Luego, pásale un trapo con agua sola y a lo sumo un poco de detergente como retoque final, y listo, mesa casi nueva y limpia!

-Luego de limpiarla como te comentamos en el paso anterior, lo ideal es que la seques, para retirarle todos los restos de humedad de la propia limpieza, más allá que la mesa sea de plástico o de madera plastificada, esto evitará que se formen hongos o moho. Lo ideal es que lo seques desde con un repasador, un paño de papel o un trapo seco. En caso de que por ejemplo tu mesa plegable pared esté en una terraza donde corre aire y hay sol, no es necesario que la seques ya que el mismo viento lo hará, pero si lo tienes en el interior de tu casa, lo ideal es que lo hagas para una mejor conservación de la mesa y que te dure muchos más años, ya que cuidarás el material con que está hecha por lo que no se estropeara.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)